Filtrar

Mostrando todos los resultados (6)

Los aceites esenciales son sustancias líquidas con compuestos químicos naturales que se extraen de los tejidos vegetales. Estos aceites contienen los principios activos de plantas aromáticas o frutos y son utilizados con fines terapéuticos, a nivel físico y emocional, en aromaterapia.

Aceites esenciales naturales

Cada aceite esencial toma sus propiedades de la planta de la que se extrae, sirviendo así para diferentes aplicaciones y usos específicos.

De entre los aceites esenciales naturales más conocidos destacan el aceite esencial de romero, el aceite esencial de lavanda, el aceite esencial de árbol de té, el aceite esencial de eucalipto o el aceite esencial de limón, entre otros.

Estos aceites esenciales 100% puros provienen de la agricultura ecológica y están cultivados sin tóxicos ni pesticidas. Cuentan con la certificación ECOPlus√ de Bio.inspecta, entidad que garantiza el uso de ingredientes ecológicos en las formulaciones disponibles en esta tienda.

Aceites esenciales: propiedades y usos

Los aceites esenciales pueden utilizarse en aromaterapia para mejorar el estado físico y emocional aunque, por sus increíbles propiedades, también sirven para uso cosmético y para aromatizar y purificar el hogar.

Aceites esenciales naturales como el de árbol de té o el de limón contienen propiedades antibacterianas y antifúngicas. Son muy útiles para combatir el acné, el exceso de sebo o la caspa y para purificar el ambiente del hogar.

Las propiedades regenerantes y cicatrizantes de los aceites esenciales de limón y lavandina, permiten mejorar el aspecto de la piel tras quemaduras, dermatitis o eczemas.

Para combatir infecciones respiratorias, gripes y resfriados, se aconseja la aplicación de los aceites esenciales de romero y de eucalipto, con propiedades antisépticas.

Otras afecciones como reumatismos, lumbalgias, contracturas o fatiga muscular, encuentran remedio en los aceites esenciales de romero y lavandina, con magníficas propiedades antiinflamatorias.

Para mejorar el estado de ánimo y el equilibrio emocional, utiliza los aceites esenciales de romero, limón o eucalipto. Estos aceites permiten mejorar la concentración y la memoria, reducir la fatiga mental y combatir la depresión.

Las propiedades relajantes del aceite esencial de lavanda ayudan a conciliar el sueño, reducir la ansiedad y el estrés. Sus efectos equilibrantes y su agradable aroma mejorarán el bienestar en cualquier hogar.

La aplicación de los aceites esenciales puede realizarse por vía tópica u olfativa, haciendo uso para ello de difusores de aceites esenciales. Consulta instrucciones de uso y contraindicaciones en cada ficha de producto.