ENVÍO GRATIS desde 90€ | Solo 2,45€ a partir de 49€
 

Castañas pilongas de Galicia

6,00

Castañas secas peladas, para consumir todo el año.

Ideales para acompañar todo tipo de platos, caldos, guisos o purés.

Sin aditivos ni conservantes. Libres de glúten.

Producto de elaboración artesanal 100% gallego. 500 gramos.

Plazo de entrega: 48 – 72 horas (laborables)

Hay existencias

SKU: PILONGAS-500 Categoría:
 

Descripción

Las castañas pilongas son castañas deshidratadas peladas.

Estas castañas pilongas están secadas en secadero de biomasa, un proceso de conservación tradicional sostenible para poder consumirlas durante todo el año.

Podrás utilizarlas para elaborar todo tipo de platos: como guarnición, para hacer caldos, guisos o purés. Es recomendable hidratarlas en agua el día anterior de la preparación del plato.

Las castañas pilongas o castañas deshidratadas están recogidas una a una en el macizo central ourensano, uno de los parajes naturales más bellos del monte gallego. Con esto, a parte de recuperar formas tradicionales de trabajo y revalorizar este fruto rico en hidratos de carbono, fósforo, hierro o ácido fólico, se hace una gran labor de recuperación y conservación de los “soutos” (extensión de castaños) abandonados. Se trata de una gran acción en defensa y protección del monte autóctono gallego.

No contienen ningún tipo de aditivos ni conservantes y están libres de gluten.

Vienen en una caja de cartón envasadas al vacío. Peso neto: 500 gramos.

Para su mejor conservación se deben almacenar en un lugar fresco y seco.

Producto 100% gallego.

¿Cómo hidratar castañas pilongas?

Las castañas pilongas se hidratan poniéndolas a remojo durante unas 12 horas mínimo. Como orientación, puedes dejarlas a remojo la noche anterior al día en que las uses.

Puedes hidratar las castañas pilongas, por ejemplo, con agua o vino. Todo depende de la utilidad que le vayas a dar o la receta que quieras elaborar. Existen numerosas recetas, dulces o saladas, para hacer con este exquisito producto.

Ten en cuenta que una vez hidratadas las castañas pilongas, éstas aumentarán ligeramente su tamaño. Para hacerte una idea, puedes tener en cuenta este dato: 250 grs. de castañas secas equivalen más o menos a 400 grs. de castañas hidratadas.

De esta forma, podrás usar durante todo el año en tus recetas las castañas secas que tengas almacenadas.

Información adicional

Marca

Amarelante

Peso

Peso neto 500 gr