Cómo reconocer a una marca sostenible

Cada vez son más las personas que se preocupan por cuidar el medio ambiente con sus actividades diarias. Reciclar, reducir el uso de plástico, comprar productos duraderos o consumir marcas sostenibles son solamente algunas de las acciones que una persona socialmente responsable puede llevar a cabo.

Por supuesto, si estás aquí leyendo este artículo es porque tú eres una de esas personas que se preocupan por el planeta. Así que sigue leyendo, porque vamos a contarte cómo puedes reconocer a una marca sostenible. De este modo, podrás escoger bien dónde comprar.

Infórmate sobre los materiales que usa la marca

Las marcas sostenibles utilizan materiales que también lo son. Que no contienen tóxicos, que no contaminan ni dañan el medio ambiente y que tampoco repercuten en la salud de los animales y las personas.

De este modo, este tipo de marcas han de usar materiales reciclados, biodegradables, duraderos y, por supuesto, certificados. Por ejemplo, bambú, fibras recicladas, lana orgánica o algodón orgánico.

Fíjate en sus certificaciones

Siguiendo la línea del punto anterior, debes saber que las marcas sostenibles cuentan con certificaciones internacionales que avalan sus buenas prácticas. Entre ellas, la de usar materiales ecológicos libres de tóxicos para no dañar el medioambiente. Te dejamos a continuación una lista con algunas de estas certificaciones que te servirán para identificar a una marca sostenible.

  • GOTS (Global Organic Textile Standard): Este distintivo certifica la calidad de los productos cuya materia prima son textiles orgánicos mínimo en un 95%.
  • Better Cotton Iniciative: Esta certificación garantiza que la producción del algodón con que se ha hecho una determinada prenda es responsable con el medio ambiente y con los trabajadores.
  • OEKO-TEX® Standard 100: Garantiza que los productos están libres de sustancias nocivas, como es el caso de esta camiseta de Fieito.
  • Fairtrade Internacional, Comercio Justo: Avala que los productos están hechos en condiciones justas de trabajo, sin explotar a las personas, sin trabajo infantil y con buenos precios para los agricultores y productores.
  • Fair Ware Foundation: En la misma línea que la certificación anterior, esta asegura unas condiciones de empleo dignas.
  • Global Recycled Standard: Verifica el uso de material reciclado en la confección del producto, como ocurre en el caso de estos calcetines de nuestra tienda.
  • Organic Content Standard (OCS): Se le da esta certificación a los productos no alimentarios que estén hechos con más de un 95% de materia orgánica.
  • Soil Association: Garantiza el uso de materiales orgánicos para producir artículos de cosmética. También que estos productos sean seguros para el planeta, no estén testados en animales y cumplan las normas del comercio justo.

 

Pero no solamente existen las certificaciones que acabamos de nombrar, sino que hay muchas más. A continuación dejamos algunas de ellas: Animal Welfare, PETA-Approved Vegan, Cotton Leads, Cradle to Cradle, FSC, Eco Plus, Carbon Reduction Label, Bluesign, Bcome Conscious o Made in Green by Oeko-Tex, entre otras.

Averigua dónde y cómo se producen sus productos

Las marcas sostenibles suelen apostar por una producción local. Además de dar trabajo a personas cercanas, esto ayuda a reducir las emisiones de carbono. Esto es así porque los productos deben viajar menos y por tanto, la contaminación también es menor.

Pero además de esto, las marcas sostenibles también suelen apostar por la producción artesanal. Por un lado, es una muestra de conciencia social, algo de lo que hablaremos a continuación. Por otro lado, la producción artesanal consume menos recursos y energía que la producción industrial en cadena.

¿Cómo es su embalaje?

Otro de los aspectos a tener en cuenta para valorar si una marca es sostenible o no lo es, es el embalaje en el que presentan y envían sus productos.

Embalaje sostenible de la marca Fieito

Una marca sostenible no utiliza plásticos y empaqueta sus artículos en cajas o sobres de cartón. Además, en la gran mayoría de ocasiones estas cajas están hechas a base de papel y cartón reciclado. Por supuesto, son biodegradables y se pueden volver a reciclar.

¿Es una marca con compromiso social?

Has de tener en cuenta que una marca sostenible no solamente cuida el planeta escogiendo bien los productos que utiliza, sino que también cuida de las personas. De esta manera, una marca sostenible se cerciora de que todos los trabajadores que participan en la producción de cualquiera de sus productos tengan unas condiciones laborales dignas y justas.

Es decir, se aseguran de que haya igualdad entre hombres y mujeres y de que no haya explotación infantil. También de que la jornada laboral no sobrepase las ocho horas diarias, los salarios sean justos y los empleados gocen de todos sus derechos.

El precio de sus productos es más alto que la media

Otra prueba de que se trata de una marca sostenible es el precio de sus productos. Las marcas que cuentan con una producción en cadena y no usan materiales de calidad pueden poner a la venta sus artículos a precios bajos. Sin embargo, esto es algo que no pueden hacer las marcas sostenibles.

La calidad de los materiales orgánicos y reciclados, las condiciones dignas de los trabajadores o la producción artesanal se pagan. Por tanto, los precios a los que se pueden adquirir los productos de marcas sostenibles son más elevados.

Además, las marcas sostenibles tampoco pueden permitirse ofrecer grandes rebajas. Su margen de beneficio es, normalmente, pequeño. Por tanto, si el consumidor pudiera adquirir sus productos a un precio mucho menor que el habitual, la marca perdería dinero. Pero no sólo eso: rebajar mucho el precio de un artículo propiciaría el consumismo y esto es algo que una marca sostenible rechaza. Una marca sostenible invita al consumo responsable.

Echa un ojo a su web y redes sociales

Las marcas sostenibles han de ser transparentes. Así, tanto en su página web como en sus redes sociales deben ser claras y explicar dónde y cómo se producen sus artículos. Estas marcas saben cuál es el proceso de producción de todo lo que venden. Conocen con exactitud de dónde proceden todos los materiales y lo cuentan abiertamente.

Además, también informan al consumidor de cuáles son las certificaciones que avalan sus buenas prácticas de cara a cuidar del planeta. Algo que por supuesto hacemos en Fieito, pues en cada ficha de producto indicamos cuáles son sus distintivos.

Comparte esta entrada

¡Valora esta entrada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.