¿Por qué deberías usar ropa interior ecológica?

La fast fashion predominante tiene cada vez más detractores entre los consumidores socialmente responsables. El uso de pesticidas y productos químicos en las prendas, el ritmo vertiginoso en el que se producen y desechan… La industria de la moda deja unas consecuencias terribles para el medio ambiente. Por este motivo, cada vez son más las personas que deciden apostar por la llamada moda eco-friendly. Si te preocupa el desarrollo sostenible, el medio ambiente y el Comercio Justo, da un paso más y opta por incorporar ropa interior ecológica a tu armario.

Ropa interior y ecología

¿Te preocupa la procedencia y manipulación de las fibras textiles de tu pantalón o camisa? ¿Por qué no ampliar tu conciencia ecológica y empezar a valorar también el tejido de tu ropa interior?

Ropa interior eco friendly

En muy pocas ocasiones se analiza la composición de este tipo de prendas, las cuales están en contacto directo con zonas delicadas del cuerpo. Si empiezas desde hoy mismo a valorar la calidad de las materias primas y del proceso productivo, comprobarás que estarás colaborando a mejorar tu salud personal y la medioambiental.

Se considera que una prenda de vestir es ecológica cuando su ciclo vital, transporte, uso y destino final cumplen una serie de criterios que permiten calificarla como tal. Existen diversas herramientas y certificaciones independientes encargadas de avalar los productos catalogados como ecológicos ante el consumidor. Dichas ecoetiquetas de certificación textil confirman la ausencia de aditivos tóxicos, así como el bajo impacto ambiental que ha supuesto la fabricación de la pieza.

Como consumidor, deberás comprobar que la prenda de ropa en cuestión disponga de las ecoetiquetas pertinentes que certifiquen cuestiones como la utilización de materias primas ecológicas o un proceso de fabricación de bajo impacto ambiental.

En la actualidad, el número de fabricantes centrados en la producción de prendas íntimas ecológicas en el país es bastante limitado. No obstante, quienes nos dedicamos a este sector, conocemos de primera mano las múltiples ventajas que aportan tejidos ecológicos como son el algodón orgánico, la soja, la fibra de bambú… No existe la fibra textil perfecta. Por ello, lo habitual para conseguir los mayores beneficios es mezclar varios tipos.

Beneficios de la ropa interior ecológica

La ropa interior presenta unas características distintas al resto de prendas de vestir. Debe ser transpirable, elástica, antiolores y absorbente, entre otras cualidades.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, podrás encontrar en la ropa interior ecológica los siguientes beneficios:

  • Al estar libre de sustancias químicas que blanquean el tejido y de perfumes, es antibacteriana.
  • Evita picores e irritaciones en las pieles más sensibles.
  • Para las personas alérgicas a las fibras químicas, el algodón de cultivo ecológico es una solución ideal.
  • Es respetuosa con el medio ambiente.
  • La ropa interior de algodón orgánico y de fibra de bambú está realizada en un tejido de mayor calidad.
  • Es cómoda para usar durante tu día a día.
  • Es tan suave al tacto que podrás decir adiós rápidamente a las rozaduras.
  • Tiene una mayor durabilidad y resistencia que ciertos tejidos sintéticos.

Algodón ecológico contra algodón tradicional

Para que veas la importancia que tiene el tejido en la ropa interior y su impacto en el medio ambiente, vamos a hacerte una comparación muy somera entre las fibras de algodón más utilizadas. Lo primero que debes conocer es qué es exactamente el algodón ecológico y natural. Con esta denominación se hace referencia al algodón cultivado según el ciclo anual, respetando de principio a fin la cosecha natural y el medio ambiente.

Existen cuatro grandes diferencias entre el algodón tradicional y el 100 % natural. Diferencias que inclinan claramente la balanza hacia el lado de este último.

En primer lugar, el algodón ecológico ha demostrado retener la humedad y el calor de la piel de un modo mucho más saludable. Permite que tu piel respire sin problemas, dificultando mucho más la aparición de hongos, bacterias, etc.

Asimismo, el algodón ecológico dermatológicamente testado es totalmente compatible con el pH del cuerpo. Algo especialmente importante cuando se trata de ropa interior femenina, ya que no altera la mucosa vaginal. Por ello los ginecólogos y obstetras suelen recomendar ropa interior de tejido ecológico ante momentos especialmente delicados de la vida de la mujer, como puede ser el postparto.

En tercer lugar, este algodón no ha sido tratado ni con pesticidas ni con fertilizantes sintéticos, como sí ocurre con el algodón tradicional. Así pues, su cultivo fomenta la generación de oxígeno y la conservación de la capa de ozono.

Por último, no participa de un proceso productivo dañino. La ropa interior tradicional (tanto masculina como femenina) suele estar realizada con celulosa. La celulosa proviene de la madera; esto implica que, en la gran mayoría de casos, la fabricación de ropa interior supone la sobreexplotación y la tala excesiva de árboles. Millones de hectáreas desaparecen cada año para fabricar estos artículos de higiene personal. Al mismo tiempo, para su producción se necesitan cantidades ingentes de agua y energía. Recursos vitales y finitos que conviene no malgastar a medio-largo plazo. Aunque no seas directamente responsable, favorecer el cultivo consciente es fundamental para un medio ambiente sano.

Ropa interior de algodón orgánico y su relación con el Comercio Justo

La huella ecológica positiva que deja el algodón orgánico no es la única ventaja que concede frente al algodón convencional. Si apuestas por productos realizados con algodón ecológico, fibra de bambú o de pino, no solo adquieres artículos que no proceden de la sobreexplotación; también tendrás la seguridad de que los implicados en su proceso productivo tienen un salario mínimo vital, un horario laboral coherente y unas condiciones de trabajo higiénicas y seguras.

Esto se debe a que este tipo de tejido de algodón orgánico lleva consigo el sello de sostenibilidad GOTS. Este certificado verifica que, además de ser un tejido de alta calidad y ecológico, tiene en cuenta criterios de carácter social. Es una garantía oficialmente reconocida de que todas las personas implicadas en el proceso productivo gozan de unas condiciones laborales dignas.

Por tanto, esta ropa interior antialérgica está fuertemente relacionada con los valores difundidos por el Comercio Justo y la responsabilidad social. Así pues, si te preocupa llevar un estilo de vida consciente y quieres hacer un consumo responsable de tus artículos básicos, apuesta por integrar la ropa interior ecológica en tu día a día.

Comparte esta entrada

5/5 - (1 voto)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.