Contenedores de ropa: cómo funcionan y qué se hace con las prendas

Al pensar en sostenibilidad y moda, los contenedores de ropa emergen como una respuesta directa a la necesidad de una gestión responsable de nuestras prendas. Estos contenedores están diseñados para recolectar ropa que ya no usamos, facilitando su reciclaje, reutilización o donación. Esta iniciativa nos permite, no solo reducir el desecho textil, sino también darle una segunda vida a nuestras prendas.

Es habitual que cuando llega el frío o el calor hagamos un cambio de armario. Guardamos en la parte menos accesible las prendas que ya no vamos a necesitar y ponemos a la vista las de la nueva temporada. Esta renovación también puede estar motivada por la transición hacia un armario cápsula. En vez de simplemente desechar estas prendas, la opción sostenible es usar los contenedores de ropa. Estos contenedores no solo dan una segunda vida a nuestra ropa, sino que también apoyan una moda más ecológica y responsable.

 

¿Dónde se encuentran los contenedores de ropa?

Los contenedores de ropa usada pueden estar en la vía pública o en dependencias municipales tales como polideportivos o centros cívicos. En ocasiones, también se pueden encontrar en espacios privados como gasolineras o centros comerciales. Sin embargo, todavía quedan algunas provincias que van algo más rezagadas en este tema y no disponen de ninguno. En esos casos, se puede llevar la ropa vieja a algún punto limpio o a alguna iglesia.

En esta línea, cabe señalar que la Ley de Residuos obligará a que todos los municipios recojan textiles separados a partir del 2025. Así pues, si para entonces no cuentan con contenedores deberán ofrecer otros sistemas, como podría ser la recogida a demanda o el puerta a puerta.

¿Quién gestiona las prendas de los contenedores de ropa usada?

Clasificando prenda de los contenedores de ropa usada

Esto es algo que varía dependiendo de la provincia de la que hablemos. En algunos casos son entidades sociales de inserción, como por ejemplo Roba amiga o Cáritas, las que se encargan de gestionar la ropa que los ciudadanos depositan en los contenedores. También hay puntos de España en los que se hacen cargo otras entidades sociales como Madre Coraje o Humana. En otras ocasiones la gestión la llevan a cabo empresas mercantiles especializadas en residuos textiles.

¿Qué productos se pueden echar a los contenedores de ropa?

En los contenedores de ropa usada se puede tirar cualquier textil. Así pues, se pueden meter en su interior camisetas, vestidos, pijamas, pantalones, medias, jerséis, chaquetas, faldas etcétera. También complementos como bolsos o cinturones y calzado.

Productos que se pueden echar en contenedores de ropa

Por supuesto, al tratarse de contenedores para deshacerse de manera sostenible de ropa que ya no se necesita, es habitual que vayan a parar allí prendas muy viejas y deterioradas. Eso no importa, tampoco lo hace el color o el material.

Sin embargo, sí es importante que todas las prendas estén limpias. Así pues, antes de depositarse en un contenedor, la ropa debe pasar por la lavadora para eliminar manchas o pelos, por ejemplo. Y es que debes saber que en muchos casos, cuando las prendas contienen pelos de mascotas, no pueden usarse y terminan en una incineradora.

¿De qué forma se deben depositar las prendas en los contenedores?

Como decíamos en el punto anterior, debes tener en cuenta que los textiles desechados no pueden tirarse de cualquier manera en los contenedores para ropa usada. Para empezar, todas las prendas de ropa tienen que estar limpias y plegadas en el interior de una bolsa.

Por lo que hace al calzado, cada par de zapatos tiene que estar unido por los cordones siempre que lleve. Si no es el caso, de igual modo debe estar junto en el interior de una bolsa.

En cuanto a los bolsos y los cinturones, estos tienen que estar bien comprimidos para que ocupen cuanto menos espacio mejor.

¿Qué se hace con la ropa depositada en los contenedores?

Los usos de la ropa que los ciudadanos depositan en los contenedores son muy variados. Cuando es recogida, se lleva a una planta de tratamiento textil donde varios trabajadores se encargan de clasificarla. Lo hacen según su estado, el tipo de tejido, el tipo de prenda etcétera.

El porcentaje de ropa que se recicla es mínimo y que los usos que se le dan son muy diversos. Debes saber que una parte de esta ropa se vende de nuevo en tiendas de segunda mano, como las gestionadas por Humana. Cabe apuntar, sin embargo, que el calzado no suele tener salida de esta manera en países como España. En algunos casos, las prendas de ropa se donan directamente a personas vulnerables que no disponen de recursos para comprar nuevas.

En la mayoría de los casos, las prendas que llegan a las plantas de tratamiento textil se exportan a países de África y Asia. En algunas ocasiones se reutilizan, en otras se transforman las prendas en trapos y, en otras, acaban en un vertedero.

Además, hay otra posibilidad más: que la calidad de la prenda sea tan baja o que esta esté tan sucia que no quede otra opción más que incinerarla para convertirla en combustible.

¿Por qué es bueno deshacerse de ropa en contenedores?

Como venimos diciendo en todo el artículo, tirar la ropa que ya no queremos a contenedores es una forma sostenible de deshacernos de ella. Por un lado ayudamos al planeta, pues siempre es bueno reciclar y reutilizar en lugar de comprar productos nuevos; contamina mucho menos.

Comprando ropa de segunda mano

Además, también tiene beneficios sociales. Por una parte se ayuda a personas desfavorecidas, a las que se les donan las prendas que están en buen estado. También se facilita que aquellas que tienen menos recursos puedan renovar su armario a un precio más asequible. Pero no solo eso, sino que al tirar las prendas en contenedores de ropa usada se promueve la venta de ropa de segunda mano, el upcycling y se crean, además, puestos de trabajo. Y es que como hemos mencionado previamente, en las plantas de tratamiento textil hay muchas personas que se encargan, entre otras cosas, de clasificar manualmente las prendas.

Comparte esta entrada

4/5 - (5 votos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.