Tipos de vestidos: elige el que mejor se adapte a ti

En el fascinante mundo de la moda sostenible, hemos pasado años explorando y analizando los tipos de vestidos ideales para cada figura y ocasión, con el firme propósito de aconsejar a nuestras clientas de la mejor manera posible. Esta prenda versátil ha sido el centro de atención de muchas tendencias, y no hay duda de que un vestido adecuado puede transformar completamente tu look. En este artículo, te guiaremos a través de una variedad de estilos y te brindaremos consejos para encontrar el vestido perfecto para ti.

Tipos de vestidos de mujer

Antes de sumergirnos en los diferentes cortes y estilos, es esencial reconocer que hay una amplia variedad de tipos de vestidos disponibles en el mercado. Los vestidos no solo son versátiles, sino que se pueden adaptar a diferentes formas del cuerpo, realzando tus mejores características.

Vestido cruzado

El vestido cruzado, también conocido como “wrap dress”, se caracteriza por su diseño en el que una parte del vestido se envuelve sobre la otra y se sujeta con un cierre, ya sea un lazo o botones, usualmente a un lado de la cintura. Esta estructura crea un escote en forma de V y una silueta que realza la cintura. Además, la falda del vestido suele ser ligeramente evasé, lo que permite un movimiento fluido y elegante al caminar. Gracias a su diseño que enfatiza la cintura y el escote, es particularmente favorecedor para mujeres con figura tipo reloj de arena. Sin embargo, su capacidad para ajustarse al cuerpo de manera personalizada también lo hace adecuado para una amplia variedad de formas corporales, ofreciendo una apariencia estilizada y femenina.

Tipos de vestidos cruzados

Vestido recto

El vestido recto presenta una silueta uniforme y directa desde los hombros hasta el dobladillo, manteniendo una línea continua sin ceñirse demasiado a ninguna parte del cuerpo. Su diseño minimalista y versátil proporciona un aspecto pulcro y atemporal. Gracias a su corte relajado, puede disimular o equilibrar ciertas áreas, convirtiéndose en una opción ideal para mujeres con figura tipo V y aquellas con busto prominente, ya que permite resaltar sin exagerar estas características.

Vestido camisero

Este diseño emula la apariencia de una blusa larga, a menudo llegando hasta la rodilla o un poco más abajo. Su estructura suele ser suave y fluida, y puede presentar características típicas de las blusas, como botones frontales, cuellos o solapas. Aunque puede llevarse de forma holgada, también permite la incorporación de un cinturón o lazo en la cintura para definir más la silueta. Gracias a su versatilidad, se adapta bien a diversas formas corporales, pero es especialmente favorecedor para aquellas con figura tipo manzana, ya que puede disimular el abdomen y centrar la atención en las piernas y el busto.

Ejemplos de vestidos camiseros

Vestido tipo tubo

El vestido tipo tubo destaca por su corte ceñido que sigue la silueta desde los hombros hasta las rodillas. Su diseño entallado es perfecto para resaltar la figura con elegancia. Ideal para ocasiones formales, su versatilidad permite adaptarlo a looks más casuales con los complementos adecuados. Si bien favorece especialmente a figuras tipo reloj de arena, con el diseño y longitud correctos, se adapta a diversos estilos y cuerpos.

Vestido de corte imperio

Los vestidos corte imperio se distinguen por su línea de cintura elevada, que se sitúa justo debajo del busto. A partir de ahí, el vestido fluye libremente hacia abajo. Esta estructura destaca y realza la parte superior del cuerpo, mientras proporciona un drapeado gentil sobre la zona abdominal y caderas. Es especialmente favorecedor para mujeres con caderas anchas, ya que equilibra la silueta y pone énfasis en el busto y la zona del escote.

Ejemplos de vestidos tipo corte imperio

Vestido cuello Peter Pan

El vestido con cuello Peter Pan es un diseño dulce y atemporal que ha capturado el corazón de la moda durante generaciones. Caracterizado por su cuello redondo y plano que se asemeja a la forma de dos hojas, este tipo de vestido evoca una sensación de inocencia y juventud. Es comúnmente asociado con estilos vintage y retro, especialmente de los años 50 y 60. Aunque puede ser visto en vestidos de todas las longitudes, es especialmente popular en diseños más cortos o de corte recto. Además de añadir un toque de ternura a cualquier atuendo, el cuello Peter Pan es versátil y se adapta bien tanto a looks casuales como formales. Se puede combinar con un par de zapatos planos para un día relajado o con tacones para una ocasión especial.

Vestido cuello tipo Peter Pan

Vestido evasé

Los vestidos evasé se caracteriza por su corte ajustado en la parte superior y su suave ensanchamiento a medida que desciende, semejante a la forma de una campana. Esta estructura le confiere un movimiento grácil y una estética que evoca reminiscencias de estilos retro. Por su diseño, es excelente para resaltar la cintura y proporcionar fluidez hacia la parte inferior, lo que lo hace particularmente favorecedor para mujeres con figura tipo pera o aquellas que desean acentuar su cintura y disimular caderas o muslos más anchos. Además, su versatilidad lo convierte en una opción ideal tanto para ocasiones formales como para looks más casuales.

Vestido tipo túnica

Este diseño se inspira en las túnicas tradicionales, presentando una línea sencilla que fluye desde el hombro hasta el dobladillo sin entallarse en la cintura. Por lo general, es de longitud media, oscilando entre el muslo y la rodilla, y puede incluir detalles como aberturas laterales o mangas de diferentes longitudes. Su caída ligera y relajada lo hace perfecto para ofrecer comodidad y libertad de movimiento. Dada su silueta amplia, el vestido tipo túnica resulta especialmente favorecedor para figuras tipo pera o manzana, ya que suaviza y disimula áreas como caderas y abdomen, a la vez que puede destacar piernas y hombros.

Ejemplo de vestido tipo túnica

Vestido con cintura alta

El vestido con cintura alta se distingue por tener el corte o punto de ajuste por encima de la cintura natural, generalmente en el área inferior del pecho. Esta particularidad da lugar a una falda que fluye desde este punto, proporcionando un volumen que suele ser generoso y fluido. Debido a su diseño, este vestido destaca la parte superior del torso y permite que la falda caiga con gracia, ocultando o disimulando la zona de las caderas y el abdomen. Es especialmente favorecedor para mujeres con figura tipo pera o aquellas con caderas más prominentes, ya que equilibra visualmente la figura, aportando un look elegante y estilizado.

Vestido oversize

El vestido oversize, como su nombre indica, se caracteriza por ser más amplio y holgado que otros tipos de vestidos. A menudo se confunde con vestidos simplemente grandes, pero el estilo oversize va más allá del tamaño. Estos vestidos están pensados para ofrecer un look desenfadado y cómodo sin comprometer el estilo. A pesar de ser anchos, pueden adaptarse a cualquier tipo de cuerpo y ocasión, desde un paseo casual por la ciudad hasta una salida nocturna. Combínalos con cinturones para definir la cintura o déjalos fluir naturalmente para un estilo más relajado. Son especialmente populares en épocas de calor, ya que su diseño suelto permite una mejor ventilación.

Ejemplo de un vestido tipo oversize

Vestido skater

Este vestido, conocido por su estructura similar a la del patinador (de ahí su nombre), tiene una parte superior ajustada con una falda que se ensancha de forma acampanada desde la cintura. Su diseño jovial y dinámico lo hace ideal para eventos casuales y salidas diurnas. Resalta especialmente la cintura, creando un equilibrio entre la parte superior e inferior del cuerpo. Es una opción estilizada que favorece a muchas figuras, ofreciendo un toque fresco y desenfadado.

Tipos de vestidos cortos

Cuando hablamos de vestidos cortos, nos referimos a aquellos cuya longitud está por encima de la rodilla. Los vestidos cortos son ideales para el verano, sobre todo para mujeres con piernas largas que buscan un look fresco y estilizado. Algunos ejemplos incluyen el vestido evasé, perfecto para un día casual, o el vestido tubo, que se ciñe completamente al cuerpo y destaca cada curva.

Ejemplo de tipos de vestidos cortos

La elegancia de los vestidos largos

Los tipos de vestidos largos, esos que fluyen desde la cintura y bailan alrededor de nuestros tobillos, son el compañero perfecto para esas noches donde queremos sentirnos elegantes y especiales. No sólo para galas o bodas, sino también para esas cenas en las que queremos dejar huella. ¿Y sabes qué es lo mejor? Las faldas amplias y con movimiento no sólo nos hacen sentir como en un cuento, sino que además sientan bien a casi todas.

Si no te convence la idea de ir tan larga, siempre está la opción del vestido midi. No llega al tobillo, pero tiene ese toque chic que combina lo mejor de ambos mundos: una opción intermedia; aunque no alcanza el tobillo, su diseño aporta un toque clásico y moderno, ideal para esos eventos que no son ni demasiado formales ni demasiado casuales.

Tipos de vestidos de fiesta

Cuando se trata de tipos de vestidos de fiesta, cada detalle cuenta para lucir impecable en ese evento especial. Si buscas algo que eleve tu elegancia y sofisticación, el vestido de corte imperio es tu aliado; realza el busto y crea un efecto visual alargado. ¿Pero qué tal si buscas un poco de glamur y destaque? En ese caso, el vestido cruzado, con su elegante drapeado, o el brillante vestido lentejuela pueden ser los protagonistas de tu noche.

El vestido tipo túnica, por otro lado, es ese comodín que toda chica necesita en su armario: es perfecto para esas fiestas donde quieres verte chic sin esforzarte demasiado. Complétalo con unos tacones llamativos y un clutch a juego y estarás lista para la noche.

Y no olvidemos el clásico vestido tubo, ideal para esos cócteles donde quieres lucir sofisticada y sexy al mismo tiempo. Combínalo con unas sandalias de tiras y un collar impactante, y serás el centro de todas las miradas.

El mejor tipo de vestido para tu silueta

No todos los tipos de vestidos se adaptan de la misma manera a cada figura. Es fundamental conocer tu cuerpo para elegir el vestido más favorecedor. A continuación hemos preparado una tabla donde lo podrás ver de forma clara:

Tipo de vestido Tipo de figura
Vestido recto Triangular o de pera, Rectangular
Vestido de corte imperio Redonda o manzana, Triangular o de pera
Vestido evasé Triángulo invertido, Redonda o manzana
Vestido tipo tubo Reloj de arena, Rectangular
Vestido con cintura alta Triangular o de pera, Redonda o manzana
Vestido skater Reloj de arena, Rectangular
Vestido camisero Todos los tipos de cuerpo
Vestido tipo túnica Redonda o manzana, Triangular o de pera
Vestido cruzado Reloj de arena, Triangular o de pera
Vestido oversize Todos los tipos de cuerpo

Recuerda, sea cual sea tu elección, lo más importante es sentirte cómoda y fiel a ti misma.

Tipos de vestidos de verano

El verano es esa época del año en la que todas queremos sentirnos frescas, cómodas y, por supuesto, con mucho estilo. Cuando las temperaturas suben, es esencial elegir tipos de vestidos que no solo nos hagan lucir fabulosas, sino que también nos mantengan frescas.

Si buscas la esencia del verano en un vestido, los de corte evasé o skater, con su ligero vuelo, son perfectos para esos días en los que el sol brilla con fuerza. Por otro lado, los vestidos camiseros, con su corte relajado, son ideales para paseos por la playa o una tarde de picnic en el parque.

El lino es el tejido estrella del verano; natural y con una transpirabilidad insuperable, es perfecto para esos vestidos que te acompañarán en las tardes más calurosas. Pero no podemos olvidar el algodón orgánico, suave al tacto y amable con el medio ambiente, es una opción genial para aquellas que buscan combinar moda y sostenibilidad.

¿Y la guinda del pastel? Completa tu look con unas sandalias planas, un sombrero de paja y unas gafas de sol, y estarás lista para disfrutar de cada momento que el verano tiene para ofrecerte.

Conclusión

Los vestidos son prendas versátiles que pueden adaptarse a cualquier ocasión. Conocer tu tipo de cuerpo y elegir el diseño adecuado es clave para lucir espectacular. Además, si te interesa la moda con conciencia ambiental, te recomendamos echar un vistazo a nuestra colección de ropa sostenible para mujer. Si aún estás indecisa sobre cuál vestido es el adecuado para ti, te invitamos a explorar nuestra sección de vestidos sostenibles de mujer en nuestra tienda, donde podrás encontrar todos estos tipos de vestidos y más. ¡Descubre el vestido perfecto!

Comparte esta entrada

5/5 - (5 votos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.