Todo sobre el Algodón Orgánico

En los tiempos que corren, fabricar tejidos con fibras naturales sostenibles como el algodón orgánico es una necesidad vital para la la salud del planeta y la justicia social. Y es que la industria de la moda es una de las industrias más injustas y que más contaminan, dejando datos escalofriantes que nos deberían hacer replantearnos nuestra forma de consumir y de producir. Por suerte, cada vez están más presentes en nuestras vidas los tejidos ecológicos como el algodón orgánico.

Una de las soluciones para hacer que la moda sea más sostenible, es elegir el algodón orgánico como parte de las materias primas de los tejidos con los que se confecciona nuestra ropa y otros productos textiles.

A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber sobre el algodón orgánico: qué es, cuáles son sus características y beneficios, cómo se fabrica, sus certificados, etc…

 

¿Qué es el algodón orgánico?

El algodón orgánico es una fibra natural sostenible libre de tóxicos que destaca por su calidad, pureza, durabilidad y suavidad. En su cultivo no se utilizan fertilizantes químicos ni pesticidas artificiales que puedan contaminar el medio ambiente ni perjudicar nuestra salud ni  la de los trabajadores implicados en su producción.

Esta fibra ecológica es todo un símbolo de la moda sostenible.
Características del algodón orgánico

Características y beneficios del algodón orgánico

El algodón orgánico no solo es beneficioso para el medio ambiente, sino que también lo es para la salud de las personas. Se trata de un tipo de algodón puro de altísima calidad, libre de tóxicos. Tanto su cultivo como su producción crea un impacto ambiental altamente positivo.

A continuación te detallamos todos sus beneficios del algodón orgánico:

  • Al no estar cultivado con pesticidas ni fertilizantes químicos ni teñido con tintes tóxicos, es totalmente inocuo y sano para las personas que lo producen y lo usan.
  • Es, además, naturalmente antialérgico, por lo que está especialmente indicado para las pieles delicadas.
  • Por la calidad de sus fibras, cuenta con un tacto extra suave que evita rozaduras e irritaciones.
  • Se trata de un tejido de algodón resistente y duradero, ya que sus fibras son largas y de calidad, además de estar libres de agentes químicos abrasivos.
  • Reduce las emisiones de gas invernadero.
  • Las tierras de cultivo se mantienen sanas y fértiles.
  • No se contaminan las aguas ni en su cultivo ni durante su proceso de fabricación.
  • Es respetuoso con los ecosistemas colindantes, manteniendo una simbiosis con la fauna y flora cercanos a su cultivo.
  • Su reciclado es totalmente orgánico y no contaminante.

 

La producción ecológica del algodón orgánico

Este tipo de algodón se obtiene siguiendo unas estrictas reglas de sostenibilidad durante toda la cadena de producción, desde el cultivo de la planta de algodón hasta la fabricación del tejido final.

A continuación, te detallamos las principales características de la producción de algodón orgánico:

Su cultivo

En el cultivo del algodón orgánico no están permitidos agentes químicos que puedan contaminar la tierra, las aguas subterráneas o superficiales y dañar la salud de los agricultores. Además, al no usarse tóxicos en las plantaciones, se respeta y protege la biodiversidad del entorno.

Como dato importante a tener en cuenta, el cultivo orgánico de algodón reduce un 92,5% las emisiones de gas invernadero.

Estos son los puntos fundamentales de los cultivos de algodón orgánico:

  • Solo se usan semillas naturales no modificadas genéticamente.
  • Se practica la rotación de cultivos para dejar descansar la tierra entre cosechas y mantener su salud y fertilidad.
  • La tierra se nutre con abonos orgánicos, estando prohibidos los fertilizantes químicos tóxicos.
  • Las plagas se controlan con métodos biológicos por lo que tampoco se usan pesticidas químicos tóxicos.
  • Su recolección es manual para evitar defoliar de forma química, acción previa necesaria cuando se usa maquinaria pesada.
  • Condiciones de trabajo justas y seguras para los agricultores, garantizando unas condiciones de vida dignas con salarios justos.

Recolección manual el algodón

Fabricación del tejido

Una vez recolectado el algodón orgánico, pasa una serie de procesos industriales para dar como resultado los preciados tejidos. Estos procesos también están regidos por una serie de normas de sostenibilidad.

A continuación te contamos las características de fabricación del tejido de algodón orgánico:

  • No se usan productos químicos para su lavado, suavizado o blanqueado.
  • Su teñido y estampados son a base de tintas naturales no tóxicas.
  • Los trabajadores cuentan con unas condiciones laborales justas.
  • Durante el proceso se reutiliza el 90% del agua utilizada.

Fábrica de algodón

Certificados que regulan el algodón orgánico

Como ya hemos mencionado en otra entrada del blog que puedes ver aquí, el auge de la moda sostenible y del algodón orgánico ha hecho que muchas marcas se aprovechen de estas tendencias jugando con nuestras conciencias de querer ser más sostenibles. Estas marcas sacan productos greenwashing, que básicamente son productos que se nos presentan como sostenibles sin realmente serlo, ya que no cumplen con unos ciertos certificados.

La mejor forma de asegurarnos que realmente estamos ante un producto de algodón orgánico es comprobar si cuentan con certificados que los avalan. Estos certificados los dan empresas externas que auditan y controlan toda la cadena de producción para garantizar que realmente esos productos son sostenibles.

Te mostramos los certificados más destacados de algodón orgánico:

GOTS (Global Organic Textile Standard)

El certificado GOTS o norma textil orgánica global es la norma de referencia en la producción sustentable de ropa y tejidos hechos con fibras cultivadas orgánicamente, como el algodón o la lana orgánicos. Esta normativa no solo aplica a los cultivos de las plantas, sino también a toda la cadena de procesamiento.

Sello certificadp GOTS

Estos son los criterios del certificado GOTS:

  • Los productos certificados GOTS deben contener al menos un 70% de la fibra producida orgánicamente.
  • Prohíbe el uso de productos químicos dañinos para la salud y el medio ambiente que suelen usarse en el procesamiento textil. Solo permite químicos de bajo impacto para proteger la salud de los consumidores.
  • Cuenta con estrictas restricciones para el tratamiento de las aguas residuales.
  • Exige, además, objetivos y procedimientos para reducir el consumo de agua y energía.
  • Deben respetarse las normas sociales de la Organización Internacional del Trabajo (International Labour Organisation), que incluyen la seguridad en el trabajo, la no discriminación y la prohibición del trabajo infantil.

No solo GOTS impone la norma, sino que también se realizan inspecciones regulares por certificadores independientes en toda la cadena textil. Cada etapa del procesamiento, fabricación y venta al por mayor debe ser certificada independientemente.

La GOTS o norma textil orgánica global es un sello de calidad independiente ampliamente reconocido en los grandes mercados de todo el mundo.

OCS (Organic Content Standard)

El certificado OCS es una norma mixta que cubre el procesamiento, fabricación, envasado y el etiquetado comercial así como  la distribución de un producto que contiene al menos el 5% materiales orgánicos certificados. La norma asegura que se mantenga la identidad del contenido orgánico, desde el cultivo de la materia prima hasta el producto final. Para garantizar la fiabilidad de todo el proceso, también se realizan auditorías de control por organismos externos.

Sello certificado OCS

 

Las diferencias principales del sello OCS respecto al GOTS es que el sello OCS debe contener como mínimo un 5% de contenido orgánico, frente al 70% que indica la norma que regula el sello GOTS. Además, el sello OCS únicamente regula el cultivo y distribución de la materia prima hasta el producto final para garantizar que éste cuente con la cantidad de materia orgánica especificada, pero no controla el uso responsable de energía ni de agua ni de productos químicos durante su producción.

 

Diferencias entre el algodón y el algodón orgánico

Seguro que a estas alturas ya vas teniendo claro qué es esto del algodón orgánico y te puedes imaginar que, aunque a priori no lo parezca, es bastante diferente al algodón convencional.

A continuación puedes ver una comparativa con las principales diferencias entre el algodón convencional y el algodón orgánico:

ALGODÓN ORGÁNICOALGODÓN CONVENCIONAL
Rotación de cultivosPérdida del suelo fértil a causa del monocultivo
Abonos naturalesFertilizantes sintéticos
Semillas no tratadasSemillas modificadas genéticamente
Control de plagas mediante métodos biológicos, autóctonos o insectosPesticidas, insecticidas y fumigaciones tóxicas
Recolección manual para evitar defoliantesRecolección con maquinaria pesada
Pérdida de la hoja por procesos propios de estaciones anualesSe rocía la plantación con químicos para que la hoja caiga antes
El 80% es regado por agua de la lluvia y la ausencia de químicos hace también que el agua sea más limpia y seguraA menudo se cultiva en áreas con escasez de agua mediante irrigación

La historia del algodón orgánico

La industria del algodón ha sido una de las industrias más importantes hasta el siglo XX y, a día de hoy, sigue teniendo gran importancia debido al fast fashion.

Muchos justifican la industria del algodón porque argumentan que es una solución para el desempleo ya que es capaz de aglutinar más de 100 oficios diferentes. La realidad es que muchos de estos empleos son temporales y de muy baja calidad, por lo que realmente no es una solución.

Durante unos 10 años, desde el 1997 hasta 2013, en las regiones de cultivo de algodón se registraron más de 250.000 suicidios de agricultores, siendo la ola más grande de suicidios en toda la historia. Este hecho era motivado por la pérdida de sus tierras y el endeudamiento producido por no poder pagar los fertilizantes químicos y pesticidas necesarios que tenían que comprar a grandes empresas.

Además, las gentes que vivían de la agricultura y por las los alrededores de los lugares de cultivo, contrajeron enfermedades congénitas como cánceres y malformaciones.

Todo esto producido por la industria de la agricultura del algodón.

Como alternativa, algunos agricultores resistieron cultivando el algodón de forma tradicional, libre de químicos y pesticidas que no dañaban la integridad de sus trabajadores ni la del medio ambiente obteniendo con ello un gran retorno de inversión ya que su algodón era, además, un algodón de muy alta calidad. Este algodón se reguló como algodón orgánico para que se pudiese diferenciar en el mercado del algodón convencional.

Estos pioneros en el algodón orgánico hicieron un gran trabajo luchando contra los precios y las exigencias de producción de las grandes empresas.

Hoy en día se reconoce esta materia prima y las grandes empresas ya están apostando por él siendo cada vez más solicitado.

Hay que tener en cuenta algodón orgánico sigue siendo un cultivo minoritario ya que de 1.2 millones de hectáreas, el 80% aún es de algodón convencional.

Comparte esta entrada

5/5 - (1 voto)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.