Aspectos positivos de los alimentos ecológicos

Los alimentos ecológicos son muy beneficiosos para que disfrutes de una alimentación saludable, pero también lo son para el medioambiente. En este artículo, vamos a darte los principales motivos por los que deberías comenzar una dieta basada en comida ecológica.

Libres de productos químicos

Al contrario de lo que ocurre con la agricultura y la ganadería tradicionales, en los cultivos ecológicos no se emplean pesticidas ni abonos artificiales. Esto hace que las plantaciones estén libres de productos químicos. De este hecho se benefician no solo los consumidores, sino también la fauna presente en la zona y los acuíferos subterráneos.

Acuíferos más saludables

Cuando se hace uso de fertilizantes, el exceso de nutrientes viaja directamente hacia el interior de la tierra por la acción del agua. Posteriormente, los acuíferos subterráneos acaban recibiendo esos químicos junto al agua de lluvia y los transportan hacia los ríos. Al evitar su uso, los peces pueden seguir viviendo en los cauces de los ríos, ya que el agua se mantiene en perfectas condiciones.

Además, los seres humanos también pueden aprovechar esa agua para diferentes usos, ya que la agricultura ecológica necesita una menor cantidad de agua para los cultivos. Esto es debido a varios motivos, pero, principalmente, a la mayor calidad del suelo, como verás a continuación.

Suelos ricos y fértiles

En la agricultura ecológica se hace uso de insectos beneficiosos y tratamientos naturales para librarse de las plagas. Del mismo modo, el abono se lleva a cabo únicamente a través de compost y de estiércol de animales. Esto hace que poco a poco mejore la estructura del suelo, el cual va llenándose progresivamente de lombrices y microorganismos que ayudan a aumentar la biodiversidad de la zona.

Esta nueva capa rica en nutrientes tiene una mayor capacidad para retener el agua, lo que ayuda a conservar el cultivo en mejores condiciones y también hace que se ahorren recursos hídricos.

Erizo de castaña gallega

Un gran ejemplo de este tipo de productos es nuestra castaña pilonga. Está recolectada en bosques de Galicia que están totalmente libres de pesticidas y fertilizantes artificiales.

Los alimentos ecológicos están más frescos

Cuando compras comida en el supermercado, estás llevándote alimentos que tienen conservantes para aumentar el tiempo que permanecen en óptimas condiciones. Sin embargo, la comida ecológica está libre de este tipo de compuestos; por lo tanto, todo lo que consumas tendrá una fecha de envasado mucho más cercana.

Las ventajas que esto supone son variadas. Lo más importante es que estos alimentos conservan todas sus propiedades, algo fundamental cuando tratas de tener una alimentación equilibrada. Además, tienen un mayor sabor, ya que se recolectan en el punto óptimo de maduración. De esa forma, notarás una gran intensidad mientras los pruebas.

Bienestar animal

Además de todo lo anterior, en la ganadería ecológica se tiene muy en cuenta el bienestar de los animales. Permanecen siempre en un entorno de semilibertad, donde toda la comida que tienen disponible ha sido catalogada como ecológica. Al estar libres, estos animales pueden pastar de forma autónoma durante la mayor parte del día. Mediante este proceso pueden alimentarse de pequeños insectos y de cultivos frescos que complementan su dieta.

Alimentos más sostenibles

Cuando consumes comida ecológica, estás apostando por la sostenibilidad del planeta. Estos alimentos, por norma general, están envasados con embalajes reciclados y libres de plásticos. Además, son completamente reciclables. Esto hace que la huella de carbono de este tipo de alimentación sea muy baja.

Además, tanto la agricultura como la ganadería ecológica emplean técnicas para la sostenibilidad del planeta. En el caso de la agricultura se emplea la rotación en los cultivos para evitar el desgaste de la tierra. De esta forma, siempre mantiene unos correctos niveles de nutrientes.

Ricos en antioxidantes

Los productos ecológicos, tal y como descubrió hace unos años un grupo de científicos de la Universidad de Newcastle, tienen un mayor contenido en antioxidantes. La cifra no es baladí, hasta un 69% más se llegaron a encontrar en comparación con la comida tradicional. La función de estos compuestos es muy importante para la salud. Su presencia ayuda a terminar con los radicales libres y a frenar el envejecimiento celular.

Tienen un papel muy importante en la lucha contra las enfermedades del corazón, las patologías neurodegenerativas y en otros procesos degenerativos del organismo.

Grelos ecológicos de Lugo

Un gran ejemplo de estos alimentos son los grelos deshidratados que comercializamos. Son ricos en antioxidantes, uno de los más importantes es la vitamina C, que también resulta beneficiosa para la piel, los huesos y los dientes.

Productos de proximidad

Para reducir la contaminación, los productos ecológicos se envasan cerca de donde crecen. De esta forma, es necesario un menor transporte, algo que repercute en el bienestar del planeta. Con los cultivos y las ganaderías de proximidad se beneficia el comercio local y se tiene más en cuenta a las pequeñas empresas del entorno.

Esto es algo positivo para el medioambiente y también para la sociedad. En España, muchos pueblos están vaciándose por la falta de oportunidades. Si el campo se mantiene vivo, los pueblos seguirán albergando familias para trabajarlo.

Agricultor sembrando

La mayoría de nuestros productos proceden de diferentes partes de Galicia. De esta forma, apoyamos a la economía de la comunidad y evitamos las emisiones de gases contaminantes por el transporte de mercancías desde países lejanos.

Apuesta por la alimentación vegana

Aunque la carne ecológica es mucho más saludable que las alternativas tradicionales, la alimentación ecológica hace una gran apuesta por los alimentos veganos, como es el caso de nuestro chorizo vegano. Está fabricado a partir de calabaza y puede ser consumido por cualquier persona, ya que es totalmente vegetal. Se trata de la primera alternativa vegana de este tipo, y su aspecto y textura es similar a la de cualquier otro chorizo. Sin embargo, está libre de las grasas saturadas presentes en los embutidos.

Chorizo veganos y ecológico

Como has comprobado, los alimentos ecológicos ofrecen múltiples ventajas a los consumidores, al entorno y al planeta. Se trata de un sistema de alimentación más saludable y sostenible. Algo fundamental en un mundo cada vez más globalizado y donde los niveles de contaminación ambiental se encuentran en unas cifras récord.

Comparte esta entrada

¡Valora esta entrada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.