Fibra de cáñamo: características y beneficios para la ropa

La fibra de cáñamo se ha convertido en uno de los tejidos estrella de la ropa consciente y sostenible. Ahora que la moda está revisando sus procedimientos y patrones tradicionales, es un buen momento para que conozcas todas las bondades del cáñamo en el sector.

Cannabis sativa

¿Qué es la fibra de cáñamo?

Se trata de una fibra textil con características similares al algodón, pero cuyo impacto ambiental es mucho menor. Se estima que para cultivar un kilo de algodón convencional se necesitan alrededor de 10.000 litros de agua, una cantidad excesiva si consideras la escasez de este recurso. Esto por no hablar del continuo uso de pesticidas y fertilizantes químicos que requiere.

Tallos cáñamo seco

Dada la problemática que supone el algodón convencional, el cáñamo se está convirtiendo en su sustituto natural. Esta fibra procede de los tallos de Cannabis Sativa, una planta que está viviendo un proceso de desmitificación bastante destacado.

Características

La popularidad del cáñamo se ha visto incrementada dadas las ventajosas características que presenta. Cabe destacar las siguientes:

  • Es versátil y resistente.
  • Crece rápidamente. Su ciclo de crecimiento oscila de los 3 a 4 meses hasta conseguir una maduración completa.
  • Permite tratamientos innovadores que lo asemejan a otros tejidos suaves como la seda, el lino, e incluso a otros más duros como la arpillera.
  • Produce una mayor cantidad de fibras. Comparado con el algodón, su producción se incrementa en un 220 %.
  • No requiere de pesticidas y fertilizantes.
  • Tiene un consumo de agua mínimo. Usa hasta un 90 % de agua menos que otros cultivos, como el de algodón.
  • Para plantarlo se necesita la mitad de suelo de cultivo que con el algodón. Una hectárea de cáñamo equivale a 4 de algodón.
  • Sus raíces protegen el suelo agrícola de la erosión sin desgastarlo. Sirve en su reparación, puesto que revierte los efectos negativos del compacto. Incrementa la absorción de la superficie y le devuelve en torno al 60 % de los nutrientes perdidos con el cultivo.
  • La tela derivada del cáñamo aporta una protección frente a los rayos UV del 95 %. Casi todos los tejidos apenas superan el 30 %.
  • Es un tejido compostable y biodegradable. Se descompone de forma natural en unos cuatro meses; el plástico, por ejemplo, tarda de 100 a 1000 años.

Cultivo de cannabis para la industria textil

Beneficios de su utilización en ropa

La industria textil lleva unos años reformulando su futuro. Su impacto nocivo en el planeta se ha demostrado insostenible a largo plazo, por lo que la búsqueda de alternativas más respetuosas está siendo una prioridad. Esta fibra es una alternativa cada vez más popular respecto a otros tejidos de menor conciencia medioambiental.

Los últimos avances agronómicos y tecnológicos han permitido ampliar el tratamiento del cáñamo. Actualmente, ya se pueden obtener distintos grosores de la fibra, y se sabe que dependiendo de dónde se plante, se logra un nivel de calidad u otro. Así se logran diversos tejidos que pueden proporcionar desde la suavidad del lino al grosor de los textiles para uso industrial.

Fábrica de tejido de cáñamo

Por otro lado, las telas que se fabrican a partir de la planta de cáñamo presentan una resistencia más alta que otras fibras de naturaleza vegetal. Gracias a esto, duran más tiempo sin que sus propiedades se vean mermadas. Asimismo, las fibras cuentan con capacidades antimicóticas y antibacterianas, lo que se traduce en un bloqueo de los malos olores. Tardarás más tiempo en tener que lavar las prendas, lo que supone también un ahorro en agua considerable.

En lo que respecta a su capacidad para ser teñida, la fibra permite un buen agarre de los tintes. No se van fácilmente con los lavados, por lo que tu ropa parecerá nueva como el primer día.

Es termorregulador, pues presenta una buena capacidad térmica y favorece el mantenimiento de la temperatura corporal. Es transpirable y absorbe rápidamente la humedad.

A todo esto, hay que sumar una última ventaja. El fast fashion actual se basa en una producción y consumo desenfrenado de tendencias y ropa, lo cual dispara la huella de CO₂. El cultivo de cáñamo equilibra las emisiones de dióxido de carbono, ya que lo absorbe más rápido que otros árboles. Según los últimos estudios, una tonelada de cáñamo suprime casi dos toneladas de CO₂ presentes en la atmósfera. Así pues, tiene un impacto positivo evidente en el medio ambiente.

Uso en la industria textil

Desde la Semana de la Moda de Nueva York del año 2008, los grandes diseñadores recuperaron y pusieron en valor el cáñamo como fibra novedosa.

A raíz de la iniciativa de la Alta Costura y la mayor concienciación medioambiental, hoy puedes encontrar ya multitud de prendas de cáñamo para tu día a día: jerséis, vestidos, chaquetas, pantalones, camisas y sudaderas. Además, se está potenciando su uso en sectores específicos, como el del deporte. Siendo una fibra cómoda y resistente que favorece la transpiración, se emplea, por ejemplo, en la ropa de yoga o de deportes como el senderismo.

Ropa hecha con fibra de cáñamo

Las propiedades antibacterianas y los tintes que se encuentran de forma natural en el cáñamo no se van con los lavados; por este motivo, se está utilizando en los textiles y pañales para bebés.

Además, gracias a su alta capacidad de absorción de gases tóxicos, se emplea en artículos para el menaje doméstico: trapos de cocina, delantales, manteles…

Otro uso habitual de esta fibra es en el terreno de la ropa de cama, cortinas, tapicerías y alfombras para vestir y decorar los hogares. Asimismo, el cáñamo textil está expandiéndose hacia el ámbito de los accesorios. Ya se confeccionan mochilas, neceseres y gorras.

Por último, cabe destacar que hay un amplio abanico de tejidos que se pueden obtener a raíz del tejido de cáñamo: lino, felpa, sarga… Mezclando varias fibras se pueden obtener tejidos tan complejos como el Jacquard.

La fibra de cáñamo se alza como la opción más ecológica de la moda sostenible. Son muchas las marcas de ropa que ya la utilizan. Pero su uso no se ciñe únicamente a este mercado; tiene aplicaciones variadas en otros sectores como el de la salud y el bienestar, la construcción, el papel, la alimentación o la cosmética. En definitiva, tiene un futuro prometedor.

Comparte esta entrada

5/5 - (3 votos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.