Lyocell: descubre sus características y si es realmente sostenible

Hoy queremos compartir nuestro conocimiento sobre uno de los tejidos más populares y ecológicos del momento: el lyocell. Este texto no solo te introducirá a sus propiedades, sino que también analizará su proceso de fabricación y te ayudará a entender si es una opción realmente sostenible.

¿Qué es el lyocell?

El lyocell es un tipo de fibra semi-sintética que se produce a partir de la celulosa de los árboles, en particular de los eucaliptos. Esta fibra es muy apreciada en la industria textil porque tiene algunas propiedades muy interesantes: es suave y resistente, absorbe muy bien la humedad y es amigable con el medio ambiente.

Además, las prendas hechas de lyocell tienen un aspecto atractivo, parecido al de la seda, y son muy cómodas de llevar. De hecho, es muy común encontrar el lyocell en moda, ropa de cama, toallas, ropa deportiva y otros artículos que necesiten ser absorbentes y suaves al tacto.

¿Cómo se fabrica?

El proceso de fabricación del lyocell empieza con la celulosa, que es una sustancia que se encuentra en las plantas, especialmente en los eucaliptos. Esta celulosa se mezcla con un disolvente llamado NMMO u óxido de amina hasta obtener una especie de pasta. Esta pasta se calienta para evaporar el agua que sobra y se filtra para eliminar cualquier residuo no disuelto. Luego, esa pasta se empuja a través de una especie de ducha con muchos agujeros minúsculos (un proceso conocido como hilado). Esto crea fibras muy finas que luego se solidifican. Estos hilos se lavan para eliminar cualquier resto de NMMO y, finalmente, se secan. De este proceso resulta el hilo de lyocell listo para ser utilizado en la fabricación de diferentes productos.

Proceso de obtención del lyocell

Es importante destacar que el proceso de fabricación del lyocell es respetuoso con el medio ambiente. Se utiliza un ciclo de recuperación del agua y del disolvente, lo que significa que se minimiza el impacto medioambiental.

¿El lyocell es una fibra textil realmente sostenible?

El lyocell es una fibra que tiene varias características que apoyan su consideración como una opción sostenible. Se deriva de la pulpa de madera, un recurso renovable, y es biodegradable y compostable, lo que significa que puede descomponerse de forma natural después de su uso. Además, el proceso de fabricación de lyocell usa un disolvente orgánico (el óxido de amina) que es reciclable en un alto porcentaje, reduciendo la cantidad de productos químicos nocivos liberados en el medio ambiente en comparación con otros procesos de fabricación de fibras.

Sin embargo, también es importante tener en cuenta algunas limitaciones y desafíos en términos de sostenibilidad. Uno de estos es la necesidad de altas temperaturas para el proceso de disolución de la celulosa, lo cual podría generar un considerable gasto energético. Además, aunque se recicla la mayor parte del NMMO, aún existe el potencial de generación de compuestos dañinos como resultado de reacciones secundarias durante el proceso de producción.

Impacto del eucalipto en la biodiversidad

No obstante, el aspecto de la sostenibilidad del lyocell se matiza al considerar el cultivo de eucalipto, que es la fuente principal de esta fibra. Aunque el eucalipto es una especie de crecimiento rápido y fácil de cultivar, puede causar problemas ecológicos si no se gestiona de manera responsable.

Bosque de eucaliptos

Por ejemplo, puede volverse invasivo y suplantar a otras especies vegetales, amenazando así la biodiversidad local. En ciertas regiones, como Galicia, la plantación indiscriminada de eucalipto ha llevado a alteraciones en los ecosistemas locales y ha incrementado la susceptibilidad a los incendios forestales.

Por lo tanto, aunque el lyocell tiene ventajas innegables en términos de sostenibilidad, también es importante tomar en consideración el impacto potencial en la biodiversidad causado por el cultivo de eucalipto. Las prácticas de gestión forestal sostenible del eucalipto son esenciales para maximizar los beneficios ambientales de esta fibra.

¿Cuáles son sus características?

El lyocell es una fibra que se ha ganado el respeto y la atención de múltiples industrias por sus propiedades únicas y versátiles. Aquí exploramos algunas de las características más notables de este material:

Es suave

Los productos de lyocell son notablemente suaves al tacto, lo que los hace muy cómodos para la piel. Esta suavidad es una de las razones por las que es una opción popular para la ropa de cama y la ropa íntima.

Es resistente

En términos de resistencia, el lyocell se destaca tanto en su estado seco como húmedo. Esto significa que los productos hechos de lyocell tienen una larga vida útil, resistiendo bien el desgaste del uso regular y los lavados frecuentes.

Controla la humedad

Una de las características más apreciadas del lyocell es su excelente manejo de la humedad. Es altamente absorbente, lo que significa que puede extraer el exceso de humedad de la piel y liberarla al ambiente, ayudando a mantener una temperatura corporal agradable.

Es antibacteriano

Dado que el lyocell es capaz de manejar eficazmente la humedad, impide el crecimiento de bacterias, lo que resulta en prendas de vestir y productos que se mantienen frescos por más tiempo.

Es Eco-fiendly

En un mundo cada vez más consciente del impacto medioambiental, la sostenibilidad del lyocell es una característica que atrae tanto a consumidores como a productores. Como ya hemos visto, este material se produce a través de un proceso cerrado en el que se reutilizan casi todos los solventes y el agua, minimizando los residuos y la contaminación.

Es hipoalergénico

Las características naturales del lyocell lo hacen hipoalergénico, lo que significa que es menos probable que cause reacciones alérgicas. Esto lo convierte en una opción excelente para personas con piel sensible.

Es muy versátil

Por último, pero no menos importante, el lyocell es altamente versátil. Se puede mezclar con otras fibras, naturales o sintéticas, para crear productos con las propiedades deseadas. Además, puede ser producido en varias formas y texturas, como fibras más gruesas para tapicería o hilos más finos para ropa de cama.

Estas características únicas del lyocell han contribuido a su creciente popularidad y utilización en una variedad de productos e industrias.

Sus desventajas

A pesar de las numerosas ventajas que ofrece el lyocell, es importante tener en cuenta que también tiene sus desventajas. En primer lugar, aunque es un material más ecológico en comparación con muchos otros, su producción todavía requiere el uso de disolventes químicos. Aunque estos disolventes son reciclados en un alto porcentaje durante el proceso de fabricación, no se puede ignorar su uso y el potencial impacto ambiental que podrían tener.

En segundo lugar, a pesar de su creciente popularidad, el lyocell sigue siendo más costoso que muchos otros tipos de fibras, tanto naturales como sintéticas. Aunque su mayor durabilidad puede justificar el precio más alto a largo plazo, el coste inicial puede ser un factor disuasorio para algunos consumidores.

Finalmente, es crucial enfatizar el problema asociado a las plantaciones descontroladas de eucalipto. La elevada demanda de esta fibra podría desencadenar problemas serios en algunos ecosistemas. Por ello, es fundamental esquivar la moda rápida, optar por prendas de alta calidad y durabilidad, y hacer un uso responsable de los recursos naturales. Al igual que ocurre con la energía, la más sostenible es aquella que no se consume.

Usos del lyocell

Aunque es particularmente apreciado en el mundo de la moda por su suavidad, resistencia y gestión de la humedad, sus aplicaciones son realmente diversas.

  • Moda: El lyocell es muy popular en la industria de la moda, desde la ropa de alta costura hasta la ropa de diario. Es apreciado tanto por su tacto suave y sedoso como por su durabilidad, y es una elección especialmente popular para la ropa de verano, debido a su capacidad para regular la temperatura y absorber la humedad.
  • Ropa de cama: En la ropa de cama, el lyocell es un componente esencial de sábanas y fundas de almohada. Su habilidad para manejar la humedad y mantener una temperatura agradable favorece un sueño cómodo, y su suavidad compite con la del algodón de alta calidad.
  • Tejidos técnicos: Los tejidos técnicos, como los utilizados para la ropa deportiva y de exterior, se benefician enormemente de las propiedades del lyocell. Este material es resistente a las bacterias, lo que significa que las prendas conservan su frescura por más tiempo, y es altamente transpirable y capaz de absorber la humedad.
  • Mobiliario y tapicería: El lyocell también encuentra aplicaciones en el sector del mobiliario. Su resistencia y suavidad lo convierten en un excelente material para tapicerías y textiles de hogar, y su carácter sostenible lo convierte en una alternativa preferible a las fibras sintéticas.
  • Productos de higiene personal: En la industria de la higiene personal, el lyocell se utiliza para fabricar productos como toallas, pañales y tampones. Su suavidad en contacto con la piel y su capacidad de absorción lo convierten en una opción muy demandada.
  • Industria automotriz: Por último, el lyocell tiene aplicaciones en la industria automotriz, como en la fabricación de neumáticos, donde se valoran su resistencia y durabilidad.

¿Qué diferencias hay entre el lyocell y el tencel?

Aunque a menudo se usan indistintamente, lyocell y tencel son dos términos diferentes. El lyocell es un tipo de fibra de celulosa regenerada, producida a partir de la pulpa de madera de árboles de eucalipto. Por otro lado, Tencel es una marca registrada de la empresa Lenzing AG, que fabrica lyocell. Así que, cuando nos referimos a Tencel, estamos hablando de lyocell, pero producido específicamente por Lenzing AG. La diferencia principal radica en que Tencel es producido bajo estrictas directrices ambientales, lo que garantiza todavía más su sostenibilidad.

Comparando el lyocell con otros tejidos

Como ya has visto, el lyocell es un material sostenible y duradero que posee varias características que pueden ser comparadas y contrastadas con las de otros textiles populares. Esta comparación puede ayudar a identificar cuál es el material más adecuado para tus necesidades personales y ambientales.

Lyocell vs algodón orgánico

El algodón orgánico es 100% natural y libre de pesticidas, pero su cultivo requiere una gran cantidad de agua. En cambio, el lyocell, hecho de madera de eucalipto, es más eficiente en términos de consumo de agua pero de tejido semi-sintético. Ambos son suaves al tacto, pero el lyocell ofrece una resistencia superior a las arrugas.

Lyocell vs cáñamo

El cáñamo es conocido por su durabilidad y resistencia a las plagas, reduciendo la necesidad de pesticidas. Sin embargo, el lyocell tiene una suavidad y caída superiores, lo que lo hace más versátil en una gama más amplia de productos.

Lyocell vs bambú

Ambos derivan de las plantas y son biodegradables, pero el lyocell tiende a tener un tacto más suave y una mayor resistencia a las arrugas que el bambú. Además, la fabricación de lyocell es más respetuosa con el medio ambiente, ya que recicla y reutiliza el agua y los solventes.

Lyocell vs lino

El lino es una fibra 100% natural altamente absorbente y perfecta para climas cálidos, pero tiende a arrugarse fácilmente, aunque parte de su encanto radica en esta propiedad. El lyocell, por otro lado, mantiene la frescura del lino pero con una mayor resistencia a las arrugas.

Lyocell vs poliéster

A diferencia del poliéster, que es una fibra sintética derivada del petróleo, el lyocell es de origen vegetal y biodegradable. Este tejido también es más transpirable y regulador de la humedad que el poliéster, lo que lo hace más cómodo para el uso en climas cálidos.

Cómo cuidar las prendas confeccionadas con lyocell

Cuidar adecuadamente las prendas de lyocell puede prolongar su vida útil y mantener sus propiedades únicas intactas. Aunque es una fibra resistente, hay algunas pautas que pueden ayudarte a mantener tus prendas confeccionadas con este tejido en las mejores condiciones posibles.

  • Lavado: Es una fibra que puede ser lavada a máquina, pero siempre debes seguir las instrucciones específicas en la etiqueta de la prenda. Como norma general, utiliza agua fría y un ciclo suave para evitar el encogimiento y la deformación.
  • Secado: Aunque muchas prendas de lyocell pueden ser secadas a máquina a baja temperatura, el secado al aire libre es la opción más suave y ecológica. Evita retorcer o exprimir la prenda para quitar el exceso de agua, ya que esto puede estirar la fibra.
  • Planchado: Si necesitas planchar tu prenda de lyocell, hazlo a baja temperatura y preferiblemente del revés. El uso de vapor puede ayudar a eliminar las arrugas sin dañar la fibra.
  • Almacenamiento: Para evitar arrugas, es mejor colgar las prendas de lyocell en lugar de doblarlas.

Recuerda siempre leer y seguir las instrucciones específicas de cuidado proporcionadas por el fabricante en la etiqueta de la prenda para mantener tus prendas de lyocell en la mejor forma posible.

Preguntas frecuentes

¿El lyocell se arruga?

Tiende a arrugarse menos que otras fibras naturales como el algodón o el lino. Sin embargo, puede requerir un planchado ligero después del lavado.

¿El lyocell se encoge?

Puede encogerse un poco en el primer lavado, pero mucho menos que otras fibras naturales. Siguiendo las instrucciones de cuidado de la prenda, este encogimiento puede minimizarse.

¿El lyocell es elástico?

No es particularmente elástico por sí solo, pero puede mezclarse con otras fibras como el spandex para darle más elasticidad a la tela.

¿El lyocell da calor?

Es un tejido que absorbe la humedad, lo que lo hace perfecto para usar en climas cálidos, ya que puede mantener la piel seca y fresca. Sin embargo, también es aislante, lo que significa que puede proporcionar calor en climas más fríos.

Conclusión final

El lyocell es un material sostenible y versátil, perfecto para aquellos que buscan opciones de ropa ecológica. Aunque tiene sus diferencias con otros materiales, ofrece una gran cantidad de beneficios que lo hacen destacar, como su suavidad, resistencia al encogimiento y capacidad para regular la temperatura.

Comparte esta entrada

¡Valora esta entrada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *